Foros de Derecho para resolver sus dudas jurídicas




Nuevo tema Responder al tema  [ 4 mensajes ] 


Autor Mensaje
 Asunto: proceso hipotecario, peticion de nulidad de actuaciones
NotaPublicado: Mar Oct 19, 2010 5:27 pm 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: Mar Oct 19, 2010 5:25 pm
Mensajes: 1
Hola a todos,

Recientemente he recibido una notificación por parte del juzgado de que tenía que desalojar mi vivienda ya que se había subastado.

Me personé en el juzgado correspondiente y me mostraron el expediente, el mismo funcionario no salía de su asombro, al ver que no había constancia en el proceso de que se me hubiera notificado ABSOLUTAMENTE NADA, salvo notificaciones edictales en el mismo tablón de anuncios del juzgado, a instancias de la parte demandante.

Presenté un escrito al juzgado dentro del plazo que se me daba, en mi propio nombre como parte demandada, pidiendo la nulidad de las actuaciones y la retroacción al punto de notificación de la demanda.

También expongo al juzgador que la contra disponía de varios domicilios dónde se me podría haber realizado la notificación personal fructuosa, reconociendo la demandante la existencia de esos domicilios ante notario, aunque en escrituras distintas a la del préstamo hipotecario objeto del proceso.

Mis dudas son las siguientes:

¿Mi escrito paraliza el proceso hasta que el juzgado me conteste?

¿Es válido mi escrito sin haber sido presentado a través de abogado y procurador?

En el caso de que me denieguen la nulidad, ¿Me darían un nuevo plazo para desalojar mi vivienda?

Gracias.


Perfil   Arriba
 
 
 Asunto: Re: proceso hipotecario, peticion de nulidad de actuaciones
NotaPublicado: Mié Oct 20, 2010 10:47 am 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Oct 03, 2009 11:00 am
Mensajes: 30
Si usted presentó un escrito al Juzgado, éste deberá pronunciarse sobre el mismo. Lo normal es que si usted va a interponer una demanda de nulidad de actuaciones por la falta de notificación (alegando indefensión), deberá hacerlo a través de Abogado y Procurador.

El procedimiento especial de ejecución hipotecaria se encuentra regulado en el capítulo V, del Título IV, del Libro III, de la Ley de Enjuiciamiento Civil, 1/2000, en los arts. 681 a 698. El artículo 681 contiene el procedimiento para exigir el pago de deudas garantizadas por prenda o hipoteca: “la acción para exigir el pago de deudas garantizadas por prenda o hipoteca podrá ejecutarse directamente con los bienes, pignorados o hipotecados, sujetando su ejercicio a lo dispuesto en este título.”

Los requisitos del artículo 682.2 son: 1) Que en la escritura de constitución de hipoteca se determine el precio en que los interesados tasan las finca o bien hipotecado, para que sirva de tipo en la subasta. 2) Que en la misma escritura conste un domicilio que fijará el deudor para la práctica de los requerimientos y de las notificaciones.

Si bien la tasación es inamovible en principio, no podemos decir lo mismo del domicilio indicado en la escritura, en tanto en cuanto este puede ser modificado siendo necesario el consentimiento del acreedor siempre y cuando y a sensu contrario del artículo 683, cuando se trate de hipoteca mobiliaria o con este cambio se vea alterada la competencia del juzgado.

En el artículo 695 de la LEC se señalan taxativamente las causas de oposición a la ejecución.

1. En los procedimientos a que se refiere este capítulo sólo se admitirá la oposición del ejecutado cuando se funde en las siguientes causas:

Extinción de la garantía o de la obligación garantizada, siempre que se presente certificación del Registro expresiva de la cancelación de la hipoteca o, en su caso, de la prenda sin desplazamiento, o escritura pública de carta de pago o de cancelación de la garantía.

Error en la determinación de la cantidad exigible, cuando la deuda garantizada sea el saldo que arroje el cierre de una cuenta entre ejecutante y ejecutado. El ejecutado deberá acompañar su ejemplar de la libreta en la que consten los asientos de la cuenta y sólo se admitirá la oposición cuando el saldo que arroje dicha libreta sea distinto del que resulte de la presentada por el ejecutante.

No será necesario acompañar libreta cuando el procedimiento se refiera al saldo resultante del cierre de cuentas corrientes u operaciones similares derivadas de contratos mercantiles otorgados por entidades de crédito, ahorro o financiación en los que se hubiere convenido que la cantidad exigible en caso de ejecución será la especificada en certificación expedida por la entidad acreedora, pero el ejecutado deberá expresar con la debida precisión los puntos en que discrepe de la liquidación efectuada por la entidad.

En caso de ejecución de bienes muebles hipotecados o sobre los que se haya constituido prenda sin desplazamiento, la sujeción de dichos bienes a otra prenda, hipoteca mobiliaria o inmobiliaria o embargo inscritos con anterioridad al gravamen que motive el procedimiento, lo que habrá de acreditarse mediante la correspondiente certificación registral.

2. Formulada la oposición a la que se refiere el apartado anterior, el Secretario judicial suspenderá la ejecución y convocará a las partes a una comparecencia ante el Tribunal que hubiera dictado la orden general de ejecución, debiendo mediar cuatro días desde la citación, comparecencia en la que el Tribunal oirá a las partes, admitirá los documentos que se presenten y acordará en forma de auto lo que estime procedente dentro del segundo día.

3. El auto que estime la oposición basada en las causas 1 y 3 del apartado 1 de este artículo mandará sobreseer la ejecución; el que estime la oposición basada en la causa 2 fijará la cantidad por la que haya de seguirse la ejecución.

4. Contra el auto que ordene el sobreseimiento de la ejecución podrá interponerse recurso de apelación. Fuera de este caso, los autos que decidan la oposición a que se refiere este artículo no serán susceptibles de recurso alguno.


Perfil   Arriba
 
 
 Asunto: Re: proceso hipotecario, peticion de nulidad de actuaciones
NotaPublicado: Mié Oct 20, 2010 11:07 am 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: Jue Mar 29, 2007 12:23 pm
Mensajes: 31
Esencial que se asista de Abogado y Procurador. Dependiendo de cómo ha sido esa falta de notificación, o que haya sido o no defectuosa, que sea imputable a usted por falta de diligencia, podrían sentenciar que no se ha producido indefensión. Hay varias sentencias que así lo declaran cuando no ha habido notificación al demandado. Parece ser que la falta de coincidencia entre el domicilio consignado en la escritura pública de constitución de la hipoteca y el domicilio real del deudor, no es motivo de nulidad por falta de notificación.


Perfil   Arriba
 
 
 Asunto: Re: proceso hipotecario, peticion de nulidad de actuaciones
NotaPublicado: Mié Oct 20, 2010 11:21 am 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Oct 03, 2009 11:00 am
Mensajes: 30
La Sala Primera del Tribunal Constitucional, en una Sentencia fechada el 15 de septiembre de 2008, ha declarado que son varias las quejas de indefensión producidas por la defectuosa realización de los actos de comunicación procesal. Dice el Alto Tribunal: “En síntesis, hemos subrayado en reiteradas ocasiones la trascendental importancia que posee la correcta y escrupulosa constitución de la relación jurídico procesal para entablar y proseguir los procesos judiciales con la plena observancia de los derechos constitucionales de defensa (art. 24.1 y 2 CE) que asisten a las partes. Un instrumento capital de esa correcta constitución de la relación jurídico procesal, cuya quiebra puede constituir de suyo una lesión del derecho a la tutela judicial efectiva (art. 24.1 CE), lo es, indudablemente, el régimen procesal de emplazamientos, citaciones y notificaciones a las partes de los distintos actos procesales que tienen lugar en el seno de un procedimiento judicial, pues sólo así cabe garantizar los indisponibles principios de contradicción e igualdad de armas entre las partes del litigio. De tal manera que la falta o deficiente realización del emplazamiento a quien ha de ser o puede ser parte en el proceso coloca al interesado en una situación de indefensión que vulnera el referido derecho fundamental, salvo que la situación de incomunicación procesal sea imputable a la propia conducta del afectado por haberse situado voluntaria o negligentemente al margen del proceso, pese a tener conocimiento por otros medios distintos de su existencia (STC 268/2000, de 13 de noviembre, FJ 4, y las allí citadas). Si bien es necesario precisar que la posible negligencia, descuido o impericia imputables a la parte, o el conocimiento extraprocesal de la causa judicial tramitada inaudita parte, que excluiría la relevancia constitucional de la queja, no puede fundarse sin más en una presunción cimentada en simples conjeturas, sino que debe acreditarse fehacientemente para que surta su efecto invalidante de la tacha de indefensión, pues lo presumido es, justamente, el desconocimiento del proceso si así se alega (SSTC 219/1999, de 29 de noviembre, FJ 2, y 128/2000, de 16 de mayo, FJ 5)´ (STC 268/2000, de 13 de noviembre, FJ 4)”.

Por las razones expuestas, recae sobre el órgano judicial no sólo el deber de velar por la correcta ejecución de los actos de comunicación, sino también el de asegurarse de que dichos actos sirven a su propósito de garantizar que la parte sea oída en el proceso. Ello comporta, en lo posible, la exigencia del emplazamiento personal de los afectados y, desde otra perspectiva, la limitación del empleo de la notificación edictal a aquellos supuestos en los que no conste el domicilio de quien haya de ser emplazado o bien se ignore su paradero (así lo venimos declarando desde la STC 9/1981, de 31 de marzo).

En congruencia con lo anterior, hemos señalado que la modalidad del emplazamiento edictal, aun siendo válida constitucionalmente, exige, por su condición de último remedio de comunicación, “no sólo el agotamiento previo de las otras modalidades de más garantía y la constancia formal de haberse intentado practicarlas, sino también que el acuerdo o resolución judicial de tener a la parte como persona en ignorado paradero o de domicilio desconocido, presupuesto de la citación por edictos, se halle fundada en criterio de razonabilidad que lleve a la convicción o certeza de la inutilidad de aquellos otros medios normales de comunicación (SSTC 39/1987, de 3 de abril; 157/1987, de 15 de octubre; 155/1988, de 22 de julio; y 234/1988, de 2 de diciembre)” (STC 16/1989, de 30 de enero, FJ 2; en el mismo sentido las posteriores SSTC 219/1999, de 29 de noviembre, FJ 2; 65/2000, de 13 de marzo, FJ 3; y 268/2000, de 13 de noviembre, FJ 4). En tales casos resulta exigible que el órgano judicial observe una especial diligencia agotando previamente todas las modalidades aptas para asegurar en el mayor grado posible la recepción por su destinatario de la notificación. Así, hemos declarado que, “cuando del examen de los autos o de la documentación aportada por las partes se deduzca la existencia de un domicilio que haga factible practicar de forma personal los actos de comunicación procesal con el demandado, debe intentarse esta forma de notificación antes de acudir a la notificación por edictos (entre otras muchas, y por citar sólo alguna de las más recientes, SSTC 40/2005, de 28 de febrero, FJ 2, y 293/2005, de 21 de noviembre, FJ 2)” (STC 245/2006, de 24 de julio, FJ 2)".


Perfil   Arriba
 
 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 4 mensajes ] 

No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Saltar a:  
News News Site map Site map SitemapIndex SitemapIndex RSS Feed RSS Feed Channel list Channel list
Foros moderados por Alzate Monroy y Asociados